jueves, 4 de febrero de 2016

Los humedales y la acumulación de carbono

Te invitamos a leer el siguiente post y si te animas déjanos un comentario contestando la siguiente pregunta: ¿Qué crees que sucede con el carbono almacenado cuando los humedales son drenados para utilizar esos suelos en otra actividad?...Participa!


Los humedales y la acumulación de carbono

La captura y acumulación de carbono en humedales, también conocida como secuestro de carbono,  se da porque usualmente cuando estos ecosistemas no están perturbados, las entradas al ecosistema de este elemento son mayores que sus salidas. La principal entrada de carbono a los humedales es de carácter endógena y se da en la incorporación de carbono en forma inorgánica (CO2) como materia orgánica (órganos y tejidos) en los organismos autótrofos por medio de la fotosíntesis. Posteriormente esta materia orgánica es depositada en los suelos de los humedales cuando los organismos autótrofos responsables de la fotosíntesis, o partes de estos, mueren. Otra posible entrada de carbono es la sedimentación de materia orgánica generada por fuera del ecosistema (exógena). Esta depende más del tipo de conexión del humedal con otros ecosistemas aguas arriba y de la variación y magnitud de la carga de materia orgánica que llega al humedal. Existen también dos vías para la salida de carbono de los humedales. Una es la descomposición aeróbica o anaeróbica de la materia orgánica que se produce o que llega de aguas arriba y se sedimenta. La otra corresponde a las salidas de materia orgánica particulada o disuelta en los flujos de salida de agua hacia ecosistemas aguas abajo.


La acumulación de carbono en los humedales se le atribuye principalmente a las reducidas tasas de descomposición de la materia orgánica que se dan en estos ecosistemas. Estas tasas son producto de las condiciones anaeróbicas características de los suelos de los humedales. Estos ecosistemas se identifican por la presencia constante de agua por encima del suelo o por suelos en condiciones de saturación. Bajo estas condiciones, el oxígeno en el suelo es limitado o no existente y los procesos biológicos de carácter anaeróbico predominan. En comparación con la descomposición aeróbica, la anaeróbica es menos eficiente y es por esta condición por la cual los humedales almacenan carbono en sus suelos.