jueves, 13 de agosto de 2015

Integrantes del proyecto

Sharon Andrea Acosta Rojas


Tiene 23 años y vive actualmente en el municipio de Caldas Antioquia. Es Tecnóloga Agropecuaria del Politécnico Colombiano Jaime Isaza Cadavid y en este momento está cursando quinto semestre de Ingeniería Ambiental en la Corporación Universitaria Lasallista.
Durante su estudio de Agro se dio cuenta que en este ámbito el ambiente es muy maltratado, puesto que, se enfocan más en la producción y explotación que la conservación de este; por eso ella decidió meterse por el lado de la ingeniería ambiental para continuar trabajando en el campo pero ya de una forma en que puede contribuir y beneficiar la sostenibilidad del mismo.
Llego al proyecto por medio de una convocatoria  que se realizó dentro de la universidad de joven investigador a la cual paso y fue vinculada inmediatamente. Comenzó haciendo tareas de contratación y tramites de pedidos de materiales y equipos, ahora está encargada de desarrollar un protocolo para detectar la presencia de la enzima fenol oxidasa en suelos de humedales, el cual además es su proyecto personal. 
De su carrera le interesa la investigación de los ecosistemas y el control biológico, en un futuro espera continuar trabajando estos temas y ser profesora universitaria. 



Miriam Handler



Tiene 22 años, vive en Columbus Ohio y estuvo de pasantía en nuestra ciudad. Cursa el octavo semestre de ingeniería ambiental en Ohio State University, disfruta de las matemáticas, la ciencia y se preocupa por la sostenibilidad del medio ambiente y la preservación del mismo para las generaciones futuras.
Miriam llegó al proyecto por medio de un convenio que se hizo entre el profesor encargado, quien la invito a participar y un profesor de su universidad quien vio aquí una oportunidad para que ella se vinculara e hiciera parte de la experiencia que se vive durante las salidas de campo, las cuales no se realizan con mucha frecuencia en su lugar de origen por la dificultad de encontrar espacios adecuados para realizar este tipo de prácticas.  
El enfoque que le quiere dar a su carrera consiste en la conservación y sostenibilidad del medio ambiente, ya ha realizado dos visitas al Paramo de Belmira donde se ha encargado de hacer la geo referenciación  de todo el humedal y otros puntos de interés.
En un futuro espera trabajar en una compañía que cuide y se preocupe por el ambiente y que al mismo tiempo ayude para la conservación del mismo. 


Juliana Marcela Marulanda Arango


 Nació en Amalfi Antioquia, tiene 26 años y actualmente vive en la ciudad de Medellín. Es graduada en el CESDE de Auxiliar de Contaduría y ha realizado varios cursos en el SENA enfocados en ciencias sociales y agrícolas. En este momento se encuentra haciendo las prácticas de Ingeniería Ambiental, carrera que cursa en la Corporación Universitaria Lasallista.
Trabajó dos años como Auxiliar de Contaduría; su último trabajo fue en una empresa forestal en Necocli donde realizaba salidas de campo ocasionalmente, esto le sirvió para concientizarse con el ambiente y comenzó a llamar más su atención todo lo relacionado con el tema. Fue allí entonces, cuando decidió venirse para Medellín a estudiar Ingeniería Ambiental en la Corporación.  
Llego al proyecto por la convocatoria que se realizó dentro de la universidad, primero hacía parte de la modalidad de auxiliar de investigación y próximamente pasara a ser practicante del mismo. Además de hacer las labores administrativas, se encarga también de hacer la datación de la materia orgánica (edad de los suelos), la caracterización de las fases de descomposición y la cuantificación de carbono de la misma, además de procesar las muestras tomadas en el laboratorio.
Le apasiona el contacto con la naturaleza, el enfoque que le quiere dar a su carrera es investigación sobre el cambio climático, todo lo relacionado con el ciclo hidrológico y suelos. Sueña trabajar en una ONG.



jueves, 6 de agosto de 2015

Balance de la acumulación y la emisión de carbono en humedales

El efecto de los humedales no alterados en la regulación del clima depende del balance entre la tasa de acumulación de carbono y la tasa de emisión de metano. Estos dos generan efectos contrarios en la fuerza radiativa de la tierra y suceden a escalas temporales y espaciales diferentes dado que  el carbono se estudia en escalas medidas en años y el metano en escalas diarias.
Mientras que la acumulación de carbono ayuda a reducir la fuerza radiativa mediante la remoción de dióxido de carbono de la atmósfera, las emisiones de metano incrementan esta fuerza, sin embargo, la magnitud del efecto de estos dos intercambios de gases de efecto invernadero es diferente.
El metano en la atmósfera tiene un mayor potencial en el efecto de invernadero que el que tiene el dióxido de carbono, por esta razón, la valoración del impacto de los humedales no alterados en el clima y la valoración de este impacto como servicio ambiental, debe basarse en la valoración simultánea de las tasas a las que se dan estos dos intercambios.
Aunque no existe a la fecha un consenso en cuanto a cómo hacer esta valoración simultánea, la multiplicación de las emisiones de metano por el potencial de calentamiento atmosférico (GWP, por sus siglas en Inglés) es el método más común a la hora de valorar el efecto que tienen la acumulación de carbono y la emisión de metano en los humedales [1].
El GWP del metano es 28 para un horizonte de tiempo de 100 años; no obstante, el uso del GWP para comparar las emisiones de metano con la acumulación de carbono tiene como principal limitación que el GWP es un índice calculado para emisiones instantáneas y no para emisiones sostenidas como es el caso de los humedales.
Para sortear esta limitación, [2] recientemente propusieron un GWP modificado para el metano que tiene en cuenta las emisiones constantes en el tiempo de este gas (32 en 100 años). Se espera que el uso de este GWP modificado permita una valoración más adecuada del efecto que tienen los humedales en la fuerza radiativa de la tierra.

Con la información que tenemos para los humedales de Colombia, crees que sería posible evaluar el efecto de estos ecosistemas en el calentamiento o enfriamiento de la tierra?

Referencias
[1]       G. J. Whiting and J. P. Chanton, “Greenhouse carbon balance of wetlands: methane emission versus carbon sequestration”, Tellus, vol. 53B, pp. 521–528, 2001.
[2]       Neubauer, S., & Megonigal, J. P. “Moving Beyond Global Warming Potentials to Quantify the Climatic Role of Ecosystems”, Ecosystems, 2014, http://doi.org/10.1007/s10021-015-9879-4


viernes, 13 de marzo de 2015

5 años, 1 doctorado y 1 proyecto en curso después…

Hola queridos seguidores, colegas, curiosos o despistados que llegan a este blog. Han pasado casi 5 años desde que este espacio fue creado. En aquel entonces, el blog tenía un carácter bastante experimental, pero luego de ver a través del tiempo, como cibernautas de diferentes partes del mundo llegaban a este espacio, motivados (supongo) por su curiosidad sobre los ecosistemas de Colombia y en general de la región tropical; llegue a la realización de que era hora de retomar actividades. Por un lado, me di cuenta que subestime el poder del internet para divulgar ideas, pasiones e intereses comunes. Por el otro, entendí que como científico no puedo olvidar mi responsabilidad de compartir mi conocimiento esperando que este ayude a construir un mundo mejor para todos (humanos y no humanos). Qué mejor forma que el uso del internet?.

Sin más preámbulos, es el momento de anunciar que este blog vuelve recargado y con una nueva misión. A partir de ahora y durante los próximos 3 años, este blog se convertirá en una plataforma de divulgación para el proyecto titulado: “Acumulación de carbono y emisiones de metano en un humedal de alta montaña del páramo de Belmira”. Este proyecto hace parte del Programa Nacional de Ciencias y Tecnologías del Mar y fue aprobado en la convocatoria 659 de COLCIENCIAS del 2014, en el área temática del componente biogeofísico del medio ambiente marino y aguas continentales.


Qué esperar en cuanto a los nuevos contenidos que se están proyectando para el blog? Principalmente, una bitácora donde se documentará el desarrollo del proyecto antes mencionado. También nuevos recursos, de los cuales el video será el que más utilizaré por su facilidad para la transmisión de ideas y su poder divulgativo. Espero les guste este nuevo experimento… 

jueves, 1 de octubre de 2009

¿Por qué es importante conocer los ecosistemas tropicales?

Si pudiéramos tomar el planeta tierra y dividir la biosfera (la capa de la tierra en la cual se desarrolla la vida), en superficies iguales; encontraríamos que los ecosistemas tropicales son los más productivos y diversos que existen en la tierra. Sus formas, estructuras, funciones y procesos dan sustento a una abundante serie de organismos con los que han coevolucionado. Sus dinámicas tienen incidencia global como en el caso de los Bosques Tropicales en el ciclo bio-geoquímico del carbono, tan estudiado hoy día por su efecto atenuador del calentamiento global. No obstante, su degradación continúa avanzando con nuestro “desarrollo”.

En la historia del planeta, desde sus orígenes hace 200 mil millones de años, estas dinámicas no habían sido tan alteradas como lo han sido en los últimos 50 años. El modelo económico que ha imperado, basado en la extracción de los recursos naturales para transformarlos en bienes y servicios transables en el mercado; tiene en jaque estos sistemas naturales. Hoy las sociedades latinoamericanas apenas empiezan a advertir los efectos de nuestras acciones en los ecosistemas y abogan por políticas y prácticas de manejo sostenible y de conservación que permitan asegurar a futuras generaciones un disfrute al menos viable de los recursos naturales que estamos utilizando. Bajo este nuevo paradigma, surge la necesidad de enfocar esfuerzos en su entendimiento, como una herramienta fundamental en la formulación de dichas prácticas y políticas.


Pregunta de discusión:
Muchas naciones del hemisferio norte han alcanzado su “desarrollo” gracias a la explotación intensiva de sus recursos naturales. Cree usted que las naciones de los países tropicales, en vía de “desarrollo”, deben ser autónomas para decidir como manejar sus recursos, a pesar de que este manejo signifique su degradación y de que esta, pueda generar efectos a escala global?

Los Páramos, ecosistemas estratégicos para Colombia


Los ecosistema de páramo corresponden a una serie de valles y planicies, en su mayoría de origen glacial, en el que se pueden encontrar una gran variedad de lagos y turberas, inmersos en un paisaje de alta montaña, dominado por gramíneas y arbustos. Cubren las partes altas de la cordillera de los Andes y algunas otras cadenas montañosas en América central y África. Se caracterizan por un clima frío y precipitaciones anuales que pueden ser altamente variables (700 – 3000 mm), en respuesta a las condiciones geográficas particulares de los sitios donde se ubican. Sus suelos tienen un alto contenido de materia orgánica parcialmente en disposición, lo que estructuralmente representa alta porosidad. También su vegetación se ha adaptado a las condiciones de presión, temperatura y humedad. La relación que se da entre el agua procedente de las precipitaciones y de la nubosidad presente en las zonas altas de las montañas, su vegetación adaptada a las condiciones del ambiente y suelos altamente porosos; hace que los ecosistemas de páramo funcionen como grandes esponjas que retienen y regulan la humedad de la atmosfera, reintegrándola a los arroyos y ríos, como un proceso vital en el ciclo interminable del agua.

Para el caso Colombiano, ciudades como Bogotá, con más de 7 millones de habitantes; utiliza casi en su totalidad agua proveniente de los Páramos de Chingaza y Sumapaz, para diferentes usos : irrigación, industria y consumo domiciliario. Irónicamente, a pesar de su importancia, ambas zonas se ven agobiadas por la extensión de la frontera agrícola, actividad que ve en sus suelos la oportunidad de sembrar papas resistentes a enfermedades que son más comunes en zonas menos altas y en consecuencia más cálidas. También, concibe las condiciones ambientales propias de los ecosistemas de páramo, como áreas apropiadas para el pastoreo de ganado de leche.

El tema de esta entrada se ampliar en:
http://paramo.org/portal/node/1888
http://www.humboldt.org.co/chmcolombia/servicios/jsp/paramos/

Referencia:
Buytaert, W., Céélleri, R., De Bièvre, B., Cisneros, F., Wyseure, G., Deckers, J., Hofstede R. 2006. Human impact on the hydrology of the Andean páramos. Earth-Science Reviews. Vol, 79: 53-72.

Pregunta de discusión:
Para el caso de los páramos colombianos, quién y por qué cree que es culpable de la expansión de la frontera agrícola?